La concentración y la precisión son escenciales