Cuanto cobrar la mano de obra de tu trabajo

Enviado por Muebleando el Dom, 27/09/2020 - 20:30
Fecha de actualización

Cuanto cobrar la mano de obra, es un tema de consulta recurrente para los alumnos que quieren crear un nuevo emprendimiento. También surge la duda en aquellas personas que ya tienen gran experiencia y que siempre hicieron las cuentas de la misma forma. Hay varias fórmulas de cálculo de precios que revisaremos.

En este artículo te daremos un panorama para que tengas algunos detalles más reales para saber cuanto cobrar tu mano de obra. El ´calculo sirve para obtener la hora de la mano de obra de carpintería, herrería, tapicería, electricidad y otros rubros.


cuanto cobrar por tu mano de obra

Entender estos conceptos nos va a servir tanto para vender cómo para comprar. Disfruta del artículo hasta el final.

 

¿Cuánto cobrar la mano de obra?

A veces y durante muchos años las personas de oficio toman una formula de cálculo y la repiten en todos sus trabajos por el resto de sus vidas. Esta fórmula puede ser heredada o por toma de conocimientos genéricos sobre el asunto.

Esta estrategia antes alcanzaba para obtener algunas ganancias, algunas perdidas y en el promedio manteníamos un negocio.

Hoy en día, con la velocidad de los cambios, la aceleración de contacto rápido con nuevos proveedores o clientes, hacen que esa tarea sea un poco más tediosa.

También debe tener mayor velocidad para que no nos gane la competencia.

Cuanto cobras hoy por tu hora de trabajo

Antes que nada, debes analizar cómo estás realizando los cálculos al día de hoy.

Escríbelo, ponlo en un papel y piensa porque te parece que está bien y porque te parece que está mal.

Hay 3 formas básicas y populares de ponerle precio a un producto o servicio pero veremos que existen más:

  1. Por la cara o actitud del cliente

  2. Por comparación con la competencia en un mismo mercado

  3. Por calcular la cantidad de materiales y multiplicarlo por 2 o por 3

Estas 3 opciones que suelen practicarse a menudo, no están ni bien ni mal.

Tendremos que crear una combinación de todas ellas.

¿Quién elije el precio de tu producto o servicio?

Esto que estamos por contarte va a caer cómo un balde de agua fría pero es totalmente real.

Tienes que ser consciente que esto ocurre para no frustrarte y para saber que lo que estás haciendo es correcto. 

El que elije el precio son los clientes, no sos vos.

Ellos van a decidir cuanto pagarte por un producto o servicio. Ellos van a elegirte o descartarte.

Es así, si tu cálculo es correcto, no te frustres si el cliente te dice que no. Quizás no sea el cliente que estás buscando.

Vas a encontrar personas que se adapten a tu oferta y clientes que no van a llegar a serlo. Cómo todo en la vida.

Lo importante es tener consciencia que no estamos perdiendo dinero de ninguna forma.

Problemas al aplicar cualquiera de los 3 métodos básicos

Analizaremos para que entiendas, los problemas que tienen los 3 métodos que se consideran básicos a la hora de calcular la mano de obra o para cualquier producto o servicio.

Coincidiremos en el primer punto detectado: los 3 en promedio de ganancias y pérdidas pueden generar buenos ingresos o dejarnos en default sin darnos cuenta.

Cobrar la mano de obra por la cara del cliente

Este es un gran método que genera ganancias y pérdidas. Muchas veces podemos hacer que nuestros productos o servicios no tengan un precio fijo. Sino que según lo que parezca cuando veo la cara del cliente, cuando veo algunas de sus pertenencias o escucho que se fue de vacaciones a cierto lugar, le voy a cobrar más o menos.

Esto puede generar en tu cliente primero incertidumbre, un gran miedo y después odio si se entera. Luego que recibe el número del precio puede originar alegría o desprecio y no está nada bueno.

Generar esta situación puede ser muy chocante para ciertas personas. Puede que te recuerden muy bien o extremadamente mal. Debemos siempre ser claros y exponer los precios públicamente.

Si un proveedor, o un vendedor que te ha ofrecido un producto a determinado precio te convence de hacer la compra. Puede ser que estés muy contento o muy incómodo.

Si estás contento quizás le comentas a dos o tres personas sobre tu compra. Ahora, si estás incómodo o furioso te vas a asegurar de contárselo a cada personas que se te cruce.

Cobrar tus horas de trabajo por comparación con la competencia

Muchas veces cuando creamos un servicio nuevo o un producto, salimos a ver cómo está el mercado. Es una muy buena práctica ver cuanto está cobrando nuestra competencia.

No debemos quedarnos con una sola comparación sino buscar dos o tres. Si sabemos que tienen ventas mejor aún, cuantas más ventas mejor dato para colocar nuestros precios. Si realizas la investigación trata de detectar si entregan algún valor extra en su oferta, algún diferencial.

Ahora, quién sabe porqué nuestra competencia llegó a ese precio. Cada uno tiene distintos costos en sus empresas. Costos impositivos, salarios, marketing, financieros, etc. Es muy probable que tu precio final sea parecido pero ten en cuenta estas variables para entender porque puede ser distinto.

Un ejemplo claro sería salir a vender una biblioteca de 2 x 1 m en melamina color blanco. Son todas iguales pero una sale el doble que la otra.

Cuando uno trabaja fuera de la ley (en negro) y mucho más en Argentina, la diferencia por pagar impuestos o no hacerlo es más del 50%. Cuando encuentres algún producto o servicio muy barato, es más que seguro que esto esté ocurriendo.

Hay que ver sumado a ese producto o servicio, que más se ofrece.

Quizás el envío gratuito esté disfrazado en el precio final o el costo de financiación. Te desafiamos a buscar algunos productos en Mercado Libre, vas a ver que son idénticos y del mismo vendedor. Uno te va a parecer muy económico y otro un poco más caro. Pero este último ofrece envío gratis y pago en 12 cuotas.

Entonces, es muy probable que los costos de la competencia no sean los mismos que los míos. Pero es más que importante para establecer un rango de precios.

Si identificas el precio de tu competencia y puedes analizar los pro y los contra hasta puedes exponérselo a tu cliente quien sabrá recompensarte por ahorrarle tiempo. Esta técnica es muy buena si puedes dar pruebas de lo que estás diciendo.

Cobrar tu trabajo por cantidad de materiales por 2 o por 3

Este es un método muy muy usado. Generalmente se cree que cumple con todas nuestras necesidades pero a veces no lo hace y que la venta no se realice.

Un ejemplo basta para ver el problema de cuanto cobrar por tu trabajo.

Por ejemplo: Bajo mesada

Vienen dos clientes que quiere un bajo mesada de 4m de largo. Uno elije colocarle herrajes comunes y elije hacerlo en melamina blanca.

El otro elije colocarle herrajes Háffele y quiere el bajo mesada en melamina texturada.

He aquí el problema, quizás uno tiene un costo de $50000 en materiales y el otro un costo de $120000. Si bien trabajar con algunos herrajes puede facilitar la tarea en alguna oportunidad, la mano de obra es prácticamente la misma.

Si yo calculo el precio que le voy a cobrar al cliente teniendo en cuenta los materiales, a uno le estaría cobrando $150000 y al otro $360000. La diferencia se vuelve extrema y queda muy expuesto en estos tiempos de inflación Argentina.

Aquí dejamos la duda: ¿Qué pasaría si la mano de obra la calculo aparte?

¿Cómo calculo el costo de mi mano de obra?

Para calcular la mano de obra puedo pensar en varios métodos. El costo de mi trabajo va a tener un precio según el tiempo que gaste en esa tarea, según mi experiencia y por supuesto, según las herramientas y sistemas con los que pueda contar. 

El tiempo el cual se emplee en hacer una tarea puede variar para distintas personas si lo vemos en tareas generales. No es lo mismo decir que el costo de armar una mesa en madera es X a decir para armar una mesa necesito, enderezar la madera, cepillarla, dimensionarla y trabajarla hasta llegar a sus piezas finales. Luego necesito armar y juntar las piezas para que la mesa quede conformada. Por último necesitamos un tiempo para darle la laca final.

Si empezamos a desmembrar las tareas que hacemos, quizás podamos tener un panorama más claro de lo que estamos cobrando.

El valor de la hora de mano de obra

Otra perspectiva a tener en cuenta es cuanto quiero cobrar por mi trabajo. Según mi experiencia y mis necesidades de la vida, necesito si o si cobrar determinada cantidad de dinero por mi hora de trabajo. Nuestro tiempo es finito y debemos colocarle un valor. 

Al llegar a ese valor, deberemos calcular las tareas que hemos desmembrado en cantidad de horas. Puede ser que necesite 1/4 de hora para enderezar todas las maderas de la mesa, quizás necesite otro 1/4 para cepillarlas y tal vez 1 hora para pulirlas. Y así vamos desmembrando y colocándole el valor a cada mini tarea que hay que realizar para llegar al objetivo.

Querés aprender a hacer muebles? Tenés que aprender a dibujar muebles, no te pierdas el artículo.

Hay que aclarar algo, cómo explicamos antes, van a haber clientes que paguen el valor de tu hora de trabajo y van a haber clientes que no lo hagan. No tenés que ponerte mal por esa situación. Sólo debes establecer un precio para tu horario de trabajo. Quizás en algún momento puedas bajar ese valor o subirlo. 

Consejo de regalo para calcular el precio de un producto o servicio

Cómo comentamos antes, el cliente es quien decide cuanto pagar. Vos hace tus cálculos pero ofrece opciones.

Si vas con una oferta solamente hay dos posibilidades. Tenés un 50% de probabilidades que el cliente acepte o no tu oferta de trabajo. Ahora, si ofreces opciones, hay más probabilidad que alguna de ellas se ajuste al presupuesto que está dispuesto a pagar tu cliente. El cliente según su presupuesto va a decidir si pagarte más o menos, no importa cuanto quieras cobrar.

Conclusiones para el cálculo de la mano de obra

Entonces, debo sí o sí calcular cuanto quiero cobrar por hora de mi trabajo. Podría acá generar algún rango de precios viendo las tareas. Quizás me guste más o me sea más fácil enderezar madera que barnizarla.

El valor de la hora de enderezar una madera quizás la pueda cobrar un poco menos o el valor de la mano de obra para barnizar la madera un poco más. De esta manera voy a poder tener un rango para ver más opciones.

Luego, al llegar a mi precio final, debo saber cuanto están cobrando en el mercado para ver si estoy muy fuera de la realidad o si estoy dando un precio competitivo. 

Hay muchos productos o servicios que tienen un mercado más competitivo que otros. Te recomendamos si querés subir el margen de ganancia, trabajar en un mercado que no haya muchos competidores. Si existen muchos competidores entonces el mercado compite por precio y eso te va a perjudicar muchísimo si no llegas con tus costos a los precios del mercado. 

A veces, la inclusión de maquinaria o tecnología pueden abaratar el precio final. Tenlo en cuenta para incluir esta variable en tus trabajos.

Querés aprender más?

Dejanos un mensaje en las redes comentando el posteo de este artículo. Si querés emprender o diversificar en el mundo del mueble saber de estos temas es indispensable. SI te gustó, deja tu comentario para que escribamos un nuevo artículo o para que lancemos un curso complementario.

Recordá que también disponemos de cursos online vía zoom. Tenemos un Curso para hacer muebles en melamina, otro para hacer muebles en madera, otro para tapizar sillas desde cero y un último curso para aprender a soldar.

Y no te olvides de contactarnos por whatsapp ante cualquier duda. 

 Whatsapp 011 1550271531 >>

 




+ artículos del blog....

  • Chapas y electrodos como los elegimos
    Chapas y electrodos como los elegimos
  • proyecto alacena alacenas
    proyecto alacena alacenas
  • Uniones de maderas
    Uniones de maderas